© 2019  Felipe Alarcón Carreño

Edificio Consistorial de Papudo, 2015

Papudo, Chile

        El edificio consistorial fundacional vino a consolidar, con su vocación pública y su ubicación jerárquica en la ciudad, una arquitectura con un lenguaje en común particular de una época insipiente de desarrollo en el balneario de Papudo. Dicho lenguaje podría sintetizarse básicamente en dos elementos de arquitectura que articulan la obra con la particularidad de su entorno: el zócalo y el balcón. El primero como pieza de contención que se encarga de dar un orden al solar y otorgar el plano horizontal que soporte el edificio y su relación con la topografía y morfología del lugar.

Por otra parte, el balcón, funciona como una extensión exterior de los recintos, como una forma de aproximarse al paisaje y contemplarlo desde una tribuna protegida. En el caso específico del monumento, el balcón, además de su uso convencional, responde a una función simbólica en su concepción como edificio público, abriéndose hacia la explanada de la plaza.  Este hecho arquitectónico como acto cívico da origen a la propuesta, a su forma de implantarse y de relacionarse con la pieza pre-existente.

El nuevo edificio propuesto busca poner en valor al monumento y a su vez al resto de los edificios singulares de la ciudad, por medio de una propuesta que ubique a la pre-existencia en un rol predominante e incorpore su lenguaje de forma contemporánea.

El edificio consistorial desarrolla una plaza cívica configurada  como zócalo, que articula la presencia del monumento con la instalación de las nuevas dependencias, ajustando los niveles y topografías del terreno. La altura de este zócalo pétreo que contiene el primer nivel se define en su altura con la cota de suelo del segundo nivel del monumento, homologando los niveles de piso del segundo nivel. Esta estructura se transforma así en el soporte de un segundo nivel que se configura como un gran balcón corrido por todo el perímetro de la estructura, sin jerarquías ni particularidades, un espacio de extensión, de encuentro y de transparencia hacia el espacio público y el paisaje.

La estrategia volumétrica del edificio busca aumentar el perímetro de fachada, para que la mayor cantidad de recintos gocen de vistas e iluminación natural. Hacia el costado sur, la estrategia se define en la conformación un plano continuo que se apoya en el extremo poniente y se desarrolla acusando la cota hacia el oriente. Esta forma de disposición otorga un nuevo frente, claro y rotundo hacia aquella zona que hasta hoy se convirtió en la trastienda del lugar.

Concurso

2° Lugar
Equipo

Felipe Alarcón, Felipe Herrera, Jaime Sepúlveda y Roberto Olea.
Ubicación

Papudo, Chile, 2015

Área

2.200 m²